» Editorial



Nos dejó un hombre que miraba más allá

El universo agrícola argentino se sorprendió el viernes 1 de marzo con la infausta noticia que nadie quería oír: el ingeniero agrónomo Mario Bragachini, el técnico del INTA que dedicó su vida a trabajar apasionadamente por el desarrollo tecnológico del campo, había muerto a los 65 años de edad.

Un hombre inquieto, curioso indomable, visionario, siempre buceando en las novedades que ofrecía el mundo agrotecnológico para anticiparse al futuro, procurando contagiar su entusiasmo y sus conocimientos para mejorar la tecnología del agro argentino. “Un fuera de serie” dijeron de él sus compañeros de equipo.

Bragachini –que se había jubilado en diciembre último- solía decir que la Argentina estaba preparada técnica y tecnológicamente para seguir la evolución de la cuarta revolución industrial y productiva que se define como industrialización 4.0 y también para transformar la eficiente matriz granaria primaria actual por otra más industrial, agroalimentaria y sustentable de alto valor agregado regional. Estaba convencido del potencial de nuestro país y nunca dudó en apoyarlo, potenciarlo, imbuirle ese entusiasmo que le era propio.

En INTA fue coordinador del Programa Nacional Valor Agregado, Agroindustria y Bioenergía, donde estaba poniendo el foco, y entre otros logros suyos muchos recuerdan la creación del INTA Propeco, el legendario Proyecto para la Eficiencia de Cosecha, que reunió a más de 40 técnicos de 16 unidades del INTA. También coordinó la creación del Propefo, el Proyecto para la Eficiencia de Forrajes Conservados.

Era también referente obligado de las empresas de maquinaria agrícola que aprovechaban sus conocimientos y su experiencia, lograda a través de las muchísimas visitas que realizó a exposiciones y ferias de maquinaria agrícola en el mundo buscando detectar innovaciones para adaptarlas a las necesidades locales.

En los últimos años ponía el acento en el automatismo, la robotización en la maquinaria, la inteligencia artificial, entre otros. “Máquinas inteligentes”, solía decir.

Se había jubilado en diciembre pasado. Su última función fue como coordinador del Programa Nacional de Agroindustria y Agregado de Valor del INTA.

"Tremenda tristeza y dolor por la muerte de nuestro compañero Mario Bragachini. Brindó cuerpo y alma al INTA, se merecía otra suerte y poder disfrutar su retiro con sus queridos. Que ellos puedan encontrar de alguna forma consuelo es nuestro deseo. Los acompañamos en su dolor", señalaron desde la cuenta de Twitter del INTA Marcos Juárez.

Desde esta columna compartimos ese sentimiento y hacemos llegar a sus familiares nuestras muestras de pesar.

 


  Noticias Anteriores
  India, un gigante en crecimiento
  La gobernanza del agua, una asignatura pendiente
  G20 sin definiciones en cambio climático
 
NUEVO ABC RURAL SA
Santiago del Estero 856 – Pergamino – Buenos Aires – Argentina
02477-428179 - 427057 info@nuevoabcrural.com.ar Powered by Agrositio.com