» Lecheria



TAMBOS - Sombras y aguadas son esenciales en el verano

Un aspecto de gran importancia para aatenuar el efecto del estrés calórico es la implementación de estructuras que generan sombra.

El calor natural del animal, sumado a la exposición directa al sol que llega a sumar unos 120 días en esta situación de absoluto estrés calórico, provoca reacciones como una menor ingesta de alimento, mucha más de agua, el aumento de células somáticas en la leche, menor tasa de concepción, menor desarrollo pre parto de la ubre, mayor mortandad de terneros, demostrando que un mejor cuidado del animal puede mejorar no sólo la producción en la explotación, sino la salubridad general.

Según un informe técnico del INTA Rafaela, si se tiene en cuenta que una vaca en nuestras cuencas puede producir hasta 30 litros por día en promedio, la pérdida en eficiencia productiva partirá de los tres litros diarios y esto impacta en lo que en las empresas es fundamental, la pérdida en eficiencia económica. Con un promedio de nueve pesos por litro, serán 27 pesos por animal diarios los que no ingresarán. Multiplicados por los 90 días del verano son casi 2.500 pesos, a los que se les pueden sumar varias jornadas más en la transición entre estaciones.

El manejo a considerar

Lo ideal sería exponer a ventilación y aspersión a las vacas antes del ordeño en el corral de ingreso al tambo que también debería contar con sombra. Pero esta es una inversión superior que con la consecuencia de tantos años críticos para muchos empresarios de la producción primaria es un gasto privativo. Es por eso que en Argentina se ronda el 20 % de establecimientos con este tipo de instalación.

Siempre son los establecimientos lecheros más chicos los que menos posibilidades de acceso a este tipo de instalaciones tienen.

Más allá del ingreso a la sala de ordeño, en los lotes de pastoreo debe haber sombra. El desmonte, el recuerdo de los paraísos en los caminos de campo deben ser enmendados con sombras fijas o portátiles, pero que tienen un valor acomodado a las posibilidades de los productores. Con unos 250 pesos por metro, la media sombra que resguarda hasta el 90% del sol es la manera más sencilla de tapar la radiación directa, generalmente montado en estructuras de caño o sobre postes.

La ecuación económica

Con la necesidad de contar al menos con dos metros cuadrados por animal, también se consiguen estructuras listas para sombra  estimadas para 20 animales a un costo actualizado de 25 mil pesos, que da un total de 1.250 por vaca. De todas maneras la sombra se puede generar con chapa, caña o del modo que el productor lo encuentre económicamente más accesible, teniendo en cuenta una orientación de norte a sur, con una pendiente de unos 15 grados y con tres a cuatro metros de alto, para una mejor circulación de aire.

A esto deben agregarse, al menos alguna aguada en los lotes, para que el animal no deba trasladarse tanto para poder hidratarse. Los contenedores de unos 900 a mil litros que pueden abastecer la demanda de diez animales, si no se recargan en todo el día, tienen un costo aproximado en diez mil pesos para los de plástico y existen premoldeados a partir de los 2.200 pesos, aunque sean más prácticos para el alimento.

El buen manejo del tambo tiene relación no sólo con estas instalaciones sino con los horarios que se elijen para el pastoreo, que deben estar más adecuados al amanecer y atardecer.

 


  Noticias Anteriores
  Más robots en tambos argentinos
  Producción lechera de punta, que siempre agregó valor en la zona de Castelli
  Los tambos continúan perdiendo rentabilidad
 
NUEVO ABC RURAL SA
Santiago del Estero 856 – Pergamino – Buenos Aires – Argentina
02477-428179 - 427057 info@nuevoabcrural.com.ar Powered by Agrositio.com