» Nota deTapa



Financiamiento: variable que puede tecnificar al sector

La buena cosecha que deja la campaña agrícola 2018/2019 brinda una nueva oportunidad para que productores y contratistas vuelvan a invertir en maquinarias agrícolas y tecnología de punta.

Si al contexto productivo que atraviesa gran parte del territorio nacional, con cosecha record en varias latitudes, se le pudieran sumar mejores incentivos financieros por parte de los bancos y el propio Estado, basado en tasas de interés acordes a la realidad de los productores, el panorama potencial sería sin lugar a dudas el mejor.

Sin embargo, aunque la recuperación del campo parece ser un escenario visible en este 2019, los fabricantes de maquinarias agrícolas creen que falta incentivo para que la situación sea la óptima.  

Es así, que el presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma), Raúl Crucianelli, alertó sobre la necesidad de resolver la falta de financiamiento del sector, con créditos destinados a los productores para que puedan acceder a la compra de maquinaria agrícola.

"Existe gran preocupación en el sector de la maquinaria agrícola, por la falta de solución a la necesidad de financiamiento. El año pasado fue uno de los temas principales, que con más insistencia conversamos con la autoridades; si bien este año solo hemos mantenido una reunión, también se está planteando este reclamo", indicó Crucianelli.

La necesidad de crédito fue tema de conversación de los empresarios con el ministro de Producción, Dante Sica, durante un breve encuentro llevado a cado a principios de año, durante su última visita a Santa Fe, tema que también le fuera planteado oportunamente a Francisco Cabrera, presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE).

Buscando tasas competitivas

Los industriales de la maquinaria agrícola de la Argentina aclararon hasta el hartazgo que no se trata de obtener subsidios, "nos hemos casi olvidado de esto, el sector está pidiendo créditos a tasa normal, competitiva destinados a productores”, vaticinan. 

“No es sólo una cuestión del fabricante de maquinaria agrícola, lo que la entidad impulsa es la oferta de créditos al productor, porque es el comprador quien necesita créditos para acceder a equipamiento; la maquinaria es un bien que no es posible pagar con ingresos diarios”, destacó Crucianelli, quien se muestra convencido que el Estado debería obligar a las entidades bancarias para que un cupo de la cartera se destine a créditos para inversiones productivas.

“Las empresas fabricantes de maquinaria agrícola también necesitan el impulso que la financiación brinda a la exportación. Tenemos necesidad de ampliar la oferta externa porque la demanda de maquinaria agrícola es estacional, así que con la venta internacional compensamos el año productivo, generando ingresos en dólares”, señaló el empresario.

“Los créditos dolarizados no sirven”

El sector contratista de maquinaria agrícola, en tanto, siente que este puede ser un año ideal para invertir, pero reconoce que la financiación que existe como oferta no satisface su propia demanda.

Es por esa razón que Jorge Scoppa, presidente de Facma - Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas- expresó su desconfianza a endeudarse en dólares en un contexto muy particular para el país.

“Los créditos dolarizados no nos sirven a nosotros, que cobramos en pesos. Algunos por ahí los pueden tomar igual, pero son muy pocos”, dijo el empresario contratista de Casilda.

Sin embargo, reconoce que hay una muy buena cosecha, a pesar de los lotes que quedaron sin sembrar por la abundante lluvia en algunas regiones. “Esta buena cosecha va a servir como aliciente de los malos resultados de la anterior. Yo creo que los contratistas quieren invertir en tecnologías, pero necesitan mejores condiciones de financiamiento. Hoy la industria no puede ofrecer herramientas de créditos, para eso están las entidades bancarias y el Estado que las debe apoyar en tal sentido”, indicó. 

Por último, a modo de ejemplo, reconoció que es complicado para su sector adquirir una cosechadora de manera directa, es decir sin hacer entrega de un equipo usado. “Actualmente nos tiran abajo el valor del equipo usado cuando vamos a cambiar una cosechadora. Las nuevas máquinas están muy evaluadas y no nos queda otra que endeudarnos. Es una situación que pocos conocen porque nos endeudamos en dólares, pero nuestro servicio lo cobramos en pesos”, dijo Scoppa.    

 


  Noticias Anteriores
  Empresas reclaman créditos y ofrecen financiación propia
  En qué invierte el productor argentino
  SGR, alternativa financiera que crece
 
NUEVO ABC RURAL SA
Santiago del Estero 856 – Pergamino – Buenos Aires – Argentina
02477-428179 - 427057 info@nuevoabcrural.com.ar Powered by Agrositio.com