» Actualidad



Macri presidió la primera reunión de la Mesa Sojera

El Jefe de Estado anunció una nueva línea de financiamiento de 100.000 millones de pesos, destinada a facilitar el capital de trabajo de las PyMES.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, junto a un sector de su gabinete y el gobernador de la Provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz (foto), participó el pasado miércoles 27 de febrero de la inauguración de la Mesa Nacional de la Soja y recorrió el complejo agroindustrial y portuario de Timbúes, en la provincia de Santa Fe.
Allí el máximo mandatario nacional expresó su voluntad de continuar trabajando en la búsqueda de mayores políticas que beneficien a las pequeñas y medianas empresas del sector. Para ello, anunció una nueva línea de financiamiento de 100.000 millones de pesos, destinada a facilitar el capital de trabajo de las PyMES con tasas de entre el 25% y el 29 % en bancos estatales y privados.

“Vamos hacia la normalidad”
En el encuentro se lo vio convencido al Presidente cuando afirmó que el camino que viene es alentador, o por lo menos, normalizador. Según el primer mandatario, el anunció sobre los créditos, es una ayuda “hacia la normalidad” que intenta alcanzar la administración nacional, y se consigue, entre otras cosas, según aclaró, gracias a un Banco Central con una “política cambiaria muy clara”.
Además, dejó una puerta abierta para discutir los aranceles diferenciales. Se trata de uno de los reclamos centrales de la industria de derivados oleaginosos, que, a partir de la eliminación y reinstalación de retenciones, asegura que está en desventaja frente a sus principales competidores mundiales, al tiempo que advierte por la primarización de las exportaciones. Luego del encuentro inaugural, hubo tiempo para una reunión entre los empresarios del sector y Macri, donde se planteó una agenda de temas que seguramente son relevantes para otro de los sectores que también siente el golpe de la crisis. (Ver cuadro “Agenda”)
El mandatario dio un breve discurso en el muelle de la terminal de la firma Renova, donde puso en relieve la importancia de la industria, los buenos resultados de la gira por Asia (con algunos anuncios para el sector de aceitero) y volvió a traer a colación “la tormenta” que empujó al Gobierno nacional a reinstalar las retenciones a los cultivos y eliminar los diferenciales arancelarios de los que gozaban las exportaciones de derivados oleaginosos (producción y exportación de harina y aceite de soja) hasta septiembre de 2018.

¿La ayuda llegó tarde?
Según el directivo de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), Claudio Mossuz, los créditos que anunció Macri “son necesarios pero llegaron tarde”. Los industriales aseguran que el crédito facilita y permite que se acerquen esas ventas, pero no es la única medida que necesitan las empresas para reactivarse. Es por eso que advierten que el Gobierno debe reactivar la actividad económica con alguna otra herramienta para que no continúe en recesión. En datos oficiales de Fisfe, la caída de ventas se retrajo por nueves meses, situación que va a ser difícil solucionar de un día para el otro, dándole a las empresas un crédito al 30%.





 


  Noticias Anteriores
  Rentabilidad agropecuaria: lechería y ganadería las más golpeadas
  Nuevas herramientas para combatir la piratería en el mercado de semillas
  PÉRDIDAS POR U$S 2.200 MILLONES - El noreste del país golpeado por inundaciones
 
NUEVO ABC RURAL SA
Santiago del Estero 856 – Pergamino – Buenos Aires – Argentina
02477-428179 - 427057 info@nuevoabcrural.com.ar Powered by Agrositio.com